cuban woman dressed_tana garrido.jpg

CUBAN WOMAN DRESSED

Serie de 25 fotografías, 35mm color, medidas variables, 2021.

 

La situación sociopolítica de Cuba y la falta de industria manufacturera han provocado que cada vez más ciudadanos cubanos, sobre todo mujeres, hagan del tráfico de pequeñas mercancías una forma para ganarse la vida. Las denominadas “mulas” viajan a países cercanos como Estados Unidos, Panamá, Guatemala o Guyana, entre otros, para comprar objetos de uso cotidiano (ropa, calzado, productos de belleza, limpieza, etc) e introducirlos en la isla jugando con los límites de las leyes aduaneras. Posteriormente, revenden estos productos de manera no regulada. Así entra en circulación el objeto sobre el que gira este proyecto: camisetas que estampan sobre sus portadoras rostros importados.

Un gesto trivial como vestir una camiseta es utilizado para poner de manifiesto la complejidad de las sociedades contemporáneas y plantear cuestiones que tienen que ver, una vez más, con la objetualización de la mujer, la hegemonía de la belleza blanca, y la jerarquización social consecuencia de esta última. O lo que es lo mismo, para problematizar los vínculos existentes entre género, raza y clase.